La trending topic del “insti” y las empresas “on”

La trending topic de un instituto del madrileño barrio de Salamanca se llama Sandra, es adicta a las compras, lleva extensiones y de mayor quiere ser periodista “como Sara Carbonero”. Sandra cuida mucho, o mejor dicho, muchísimo su imagen, porque para ella la apariencia es su principal carta de presentación. Además, se mantiene al día sobre las novedades del Real Madrid, tema que más interesa a lo que ella llama “su público” y vigila de reojo a Mariajo, su principal competencia, “por si se viste mejor”.

Sin embargo, a pesar de este interesante “perfil”, más propio de Tuenti que de Twitter,  el apelativo de tendring topic que describe a Sandra, se debe, en realidad, a que es la protagonista de una importante noticia: Ha sido la única estudiante seleccionada para representar a su instituto en un concurso de talentos a nivel nacional.

Aunque la imagen, los proyectos de futuro, el interés por sus fans y el reciclaje constante son características que marcan la diferencia entre personas y empresas “on” de las que no lo son,  despertar el interés en redes sociales como Twitter no depende únicamente de la popularidad.

En el caso de las empresas, el protagonismo se labra día a día, generando, sobre todo, contenido original para alimentar dos puntos fundamentales del mundo online: Información interesante y, a nivel técnico, aumentar el número de páginas “indexadas”; que para el que no lo sepa, es una de las condiciones vitales para el posicionamiento, ya que a mayor número de páginas, Google tendrá más en cuenta tu web.

El trending topic, es, en su definición más académica, el nombre que reciben las palabras o frases más empleadas en un momento concreto en Twitter. Nada más.

Por tanto, a la hora de transformarse en una empresa popular, digitalmente hablando, lo importante es definir una buena estrategia adaptada a las necesidades y objetivos reales. Hay que capturar el interés del cliente con la esencia, mucho más allá que apostar por obsesionarse con popularidades pasajeras, aunque sea de los más “on”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *