Los indicadores que necesitas controlar cuando tus niños son influencers (Parte II)

En este siglo en el que los niños son nativos digitales, lo raro es que tu hijo o hija pequeña no te haya dicho que quiere tener un canal en Youtube. Son muchos los padres que se deciden a dar el paso, y a modo de actividad para toda la familia, comparten en sus redes sociales sus vivencias, desde el tradicional “unboxing” de un juguete hasta experiencias más personales como la llegada de un nuevo hermanito. Hasta ahí, todo correcto. Estamos creando un contenido “family friendly”, alimentando la plataforma de vídeos de Google y poniendo nuestro granito de arena en este universo social en el que además, podemos ganar dinero con las views y las campañas que surjan a través del canal.

Lo raro es que tu hijo o hija pequeña no te haya dicho que quiere tener un canal en Youtube

Desde la perspectiva de empresa que quieren dar visibilidad a sus productos dirigidos al target infantil, realizar una campaña de marketing de influencers con niños es igual de efectivo que con cualquier otro público. Así que se multiplican las posibilidades de que te caiga alguna llamada de un Influencer Manager con intenciones de contratar el canal de tu hijo o hija para una campaña.

Ahora, desde la perspectiva del padre, tutor o familiar responsable de la exposición del niño en internet, es muy importante que se tengan en cuenta los siguientes indicadores para asegurarse que todo va bien:

“Escuchar” a los números

Esto no es otra cosa que revisar periódicamente las estadísticas del canal. No sólo se trata de ganar seguidores sino de vigilar al público que sigue el canal de tus hijos para evitar espectadores indeseables y así reconducir el contenido en caso de ser necesario.

En mi trabajo como Influencer Manager, me he encontrado algún caso de canales de niñas de menos de 10 años con un alto porcentaje de público masculino. Puedes llegar a pensar “se conectan los padres para que los niños vean los vídeos” Pero cuando este porcentaje se aglutina en la franja de usuarios entre 17 y 24 años, la cosa ya cambia.  Los números hablan. Y si detectas esto, el siguiente paso es revisar los vídeos que han acumulado el mayor número de visitas para determinar si estás atrayendo al público adecuado.

No sólo se trata de ganar seguidores sino de vigilar al público que sigue el canal de tus hijos

Cuidar el contenido

Para evitar lo comentado en el punto anterior, debes cuidar el contenido. Es inevitable que las chicas adolescentes se exhiban más de la cuenta para llamar la atención en Internet. En un entorno en que la competencia es feroz, aportar un punto diferente a la variable joven y guapa es indispensable para captar el interés de tu público, siendo el punto sexy y femenino el que más se explota. El matiz viene cuando son los padres los que aprueban vídeos de niñas de menos de 10 años dándose un baño de espuma, bailando de forma provocativa o vestidas como pequeñas “lolitas” intentando mostrar un punto sexy que no existirá hasta que entren en la adolescencia. Esto no es ficción. ¡Existe!

Por eso debes ser tú el guardián del canal de Youtube de tus hijos. Para ayudarte, Google  ha anunciado nuevas directrices, más rigurosas para garantizar contenidos apropiados para niños en YouTube. Está siempre vigilante, e incluso, este último año ha intensificado su presión sobre el contenido que no sea family friendly, en detrimento de las views de los grandes canales importantes. Así que, recuerda, los niños, aunque sean digitales, deben continuar siendo niños.

Debes ser tú el guardián del canal de Youtube de tus hijos

Recuerda que puedes ver en otro post, la primera parte sobre qué necesitas para ser influencer.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *